La calificación numérica final de un alumno de acuerdo con la ley es de 1 a 10, por
lo que nuestra calificación con actitudes ha de ser transformada, por ejemplo, de
un 6 BA a un valor numérico, en este caso en un 7. La transformación se realiza
del modo siguiente:
» A equivale a 1 punto
» B equivale a 0 puntos
» C implica suspender la evaluación, independientemente de la nota de
conocimientos.
El aprobado se consigue con un mínimo de 4 en conocimientos siempre que
alguna de las dos actitudes sea A y ninguna sea C.
Adjuntamos la tabla de todas las calificaciones posibles:
Clic: